☝️ Optimizar el gasto $$ en Facebook Ads, gracias a la segmentación.

Todos los Miércoles hablamos de Publicidad en línea y nos ocupamos de las 2 grandes herramientas actuales, Facebook Ads y Google Ads.

En el episodio 92 del Miércoles pasado hablamos de cómo duplicar tus ventas, gracias a las Audiencias Similares de Facebook Ads.

Y en el anterior 87 hablamos de “En qué casos sirve Google Ads?” ¡Y cuánto invertir!

Piense en la segmentación como unas cuantas bolsas gigantes, donde usted elige que tipo de personas entraran en esa bolsa. En el episodio anterior hablamos de las Audiencias similares, bien esto sería el paso previo para crear esos públicos.


    Un resumen semanal todos los Sábados.

    Seguí este podcast en tu plataforma favorita
    | Apple Podcast | Spotify | Google Podcast |

    Optimizar el gasto $ en Facebook ads, gracias a la segmentación.
    Pensemos en la segmentación como bolsas gigantes donde ponemos a ciertas personas que cumplen una condición.

    Por ejemplo “Todas las personas que viven en Concordia”

    Acabo de segmentar un público.

    Bien, Facebook ofrece 2 clases de segmentación, que serian como “las madres de la segmentación” 

    1. Segmentación Específica
    2. Segmentación Amplia 

    La primera se refiere a segmentar de acuerdo a condiciones específicas de nuestro público.

     
    Por ejemplo:

    Supongamos que vendemos ropa para bebés y niños.
    Segmentamos entonces como:
    -Personas que tienen hijos de 0 a 8 años.

    La segunda es un arma de doble filo que se utiliza para encontrar personas que de otra manera, jamás nos hubiesen conocido, pero, tiene un gran pero!


    Nos obliga a gastar más dinero, ya que estamos tirando “balas” para todas partes, es decir estamos mostrando la publicidad a muchas personas que no les interesa nuestro producto.

    ¿Pero por qué sucede esto?

    Cual es el motivo por el cual no estamos llegando a esas personas que nos interesan y que cumplen con los criterios que pusimos cuando hicimos una segmentación específica.

    Volvamos al ejemplo, vendemos ropa de bebe y niños:

    Segmentamos por:

    -Personas de 27 a 40 años que tienen hijos de 0 a 8 años.

    Por qué Facebook no les muestra mi publicidad a todas esas personas que cumplen con ese criterio?

    Pues por que hay muchas personas que no dejan rastros que facebook puede rastrear.
    Piensen en las huellas digitales (aquellos que vieron la película “el dilema de las redes sociales” en Netflix lo van a entender mejor)

    Por ejemplo, hay personas que tienen hijos y no publican fotos de ellos, o que además tienen mal configurado su perfil y ponen en la edad “99 años”


    Todo esto hace que muchos clientes que nos interesan queden excluidos de nuestro público.

    Bien aclarado esto de la segmentación específica.

    Con estos datos, de qué manera podemos optimizar el gasto publicitario? gracias a la segmentación.

    Muchos anunciantes dedican el 100% de su presupuesto publicitario a campañas con segmentación específica.

    A la inversa también hay de los otros, aquellos que solo trabajan con segmentación amplia. (son los menos)

    La mejor forma de atacar estos 2 frentes es crear lógicamente 2 campañas con ambos tipos de segmentación.

    Comenzar con un 50% del presupuesto para cada campaña y luego esperar los resultados al menos 2 semanas.

    En función de los resultados, tomaremos la decisión de aumentar el porcentaje del presupuesto o disminuirlo.

    Basado en datos! no tomen decisiones basadas en “corazonadas”, miren atentamente los resultados que obtuvieron en cada campaña.

    Para aquellos que no tienen sitio web y no pueden medir el resultados con las conversiones, pueden hacerlo pensando en la cantidad de mensajes o comentarios generados gracias a esta campaña.


    Esta forma de optimizar, es especialmente válida para aquellos pequeños comercios que trabajan de forma local en ciudades que tengan menos de 300 mil habitantes.

    Conozco gente a la cual he recomendado esto, y luego de un tiempo les pregunto “como te fue con esta idea”


    -Bla bla bla…comienzan a divagar de forma negativa.

    -Les pregunto si están vendiendo más desde que implementaron esta forma de hacer publicidad.

    – Responden que sí, pero adjudican el aumento de las ventas a cualquier otro factor.

    – Entonces les sugiero que lo midan con las ventas de años anteriores.

    -No tienen datos de las ventas anteriores y terminan respondiendo que es algo así como una “corazonada” que tienen.

    No sirve esta forma de medir, hay que tener bien en claro cuál es el factor del aumento de ventas.

    MAS CONTENIDO QUE TE PUEDE INTERESAR

    Deja un comentario